¿Cómo saber si tu dolor de espalda es por hernia discal?

¿Cómo saber si tengo una hernia discal?

Nuestra espalda no solo está compuesta por una columna de huesos apilados, también entre sus elementos están discos de cartílago entre las vértebras que juegan un papel primordial para mantenernos erguidos y con libertad de movimiento, sin embargo estos pueden desgastarse y aparecer hernias discales.

Lo alarmante ocurre cuando esta hernia aumenta su tamaño y comienza a molestar a sus vecinos, como los nervios que pasan cerca, lo cuales están conectados a otras partes del cuerpo, generando dolor e inmovilidad primero en brazos y piernas.

En casos más graves llega a afectar órganos internos hasta que la cirugía sea la única opción, aunque no ofrezca buenos resultados ya que el dolor y las molestias pueden nunca desaparecer.

Sin embargo, si se trata a tiempo los discos de cartílago pueden regenerarse en la mayoría los casos con tratamientos naturales y no invasivos. Es por eso que debes conocer los siguientes síntomas para detectar y tratar a tiempo una hernia discal.

Síntomas de una hernia discal:

Lo primero es detectar la ubicación del dolor ya que de esto dependerá en donde se localiza la hernia discal.

Si se ubica en la parte superior de la columna el dolor se transmitirá a brazos o incluso el cuello. Sin embargo, la más común y severa se encuentra en la espalda baja, ya que en esta zona los discos reciben mayor desgaste, por lo que el dolor y la inmovilidad se transmitirá a las piernas.

En casos graves las hernias discales en la parte baja o lumbar dan paso a problemas de ciática que sucede cuando el nervio ciático se inflama y es pinchado por el abultamiento del disco.

También debes estar alerta de si el dolor se presenta al toser o estornudar, si tienes pérdida de fuerza como por ejemplo al levantar objetos o que tropieces frecuentemente.

¿Cómo saber si tengo una hernia discal?

¿Cómo corregir una hernia discal a tiempo?

Para evitar el desgaste en los discos de cartílago es importante que conozcas que la causa principal de las hernias se localiza en los espasmos de los músculos profundos de la columna, los cuales no se relajan con el descanso ni con un masaje superficial, por lo que debes eliminar la tensión con herramientas sencillas de uso en casa como Cordus y Sacrus, recomendamos por especialistas.

Además otros consejos son beber bastante agua, tomar suplementos alimenticios para regenerar los cartílagos y realizar ejercicio de manera regular para tonificar el abdomen y la espalda.

MENU
0

Tu carrito