EVITE QUE SU ENFERMEDAD AVANCE CON LA ACCIÓN PREVENTIVA DEL TRATAMIENTO CON CORDUS

Es IMPORTANTE que se realice un diagnóstico para determinar cuál es la enfermedad degenerativa que padece.

CORDUS y SACRUS sólo pueden ayudar a corregir las fases iniciales como osteopenia u osteoartritis.

En diagnósticos más graves, CORDUS no puede corregir el problema ni aliviar el dolor relacionado con la inflamación provocada por su padecimiento. Sin embargo, su aplicación en las zonas no dañadas puede ayudar a detener la difusión de dicha enfermedad a otras zonas de su columna, lo que es también muy valioso para su salud.

¿CUÁNDO LE PUEDE AYUDAR CORDUS?

ARTRITIS/ARTROSIS: no se recomienda utilizarlo directamente en las zonas afectadas, colóquelo 3 cm, arriba o abajo de este punto, sobre todo, se recomienda tomar anti-inflamatorios y someterse a magnetoterapia por lo menos dos veces al año.

COXARTROSIS: ayuda siempre y cuando no haya osteoporosis, de no padecerla, úselo de forma moderada*, excluyendo la zona dañada.

ESPONDILITIS ANQUILOSANTE: CORDUS puede dar alivio, puede ser aplicado hasta dos veces al día, no aplicar aparato donde las vértebras ya se integraron (se unieron).

GONARTROSIS: además de los puntos básicos se recomienda enfocarse en la zona lumbar (cada una de sus vértebras), sacro y coxis, evite las zonas dañadas, colóquelo en segmentos cercanos (3 cm arriba o abajo).

OSTEOARTRITIS: dependiendo de la gravedad del problema se puede aplicar CORDUS en segmentos de la columna donde la presión generada sea soportable. Es recomendable utilizar el aparato después de una medicación de desinflamatorios.

OSTEOFITOS: si siente dolor al aplicar CORDUS evite esa zona y trabaje las aledañas.

OSTEOPENIA (PRE-OSTEOPOROSIS): CORDUS puede ser utilizado de forma moderada*.

SUGERENCIAS GENERALES:

Recomendamos ALTAMENTE integrar a su terapia el aparato SACRUS.

Le sugerimos que para mejores resultados complemente la terapia integral de CORDUS y SACRUS con ejercicios adecuados a su diagnóstico para fortalecer los músculos de la espalda y abdominales, revise y mejore sus hábitos de vida ya que pueden seguir perjudicando el problema y consuma algunos suplementos alimenticios.

Para más sugerencias lea atentamente el manual. No aplique CORDUS en zonas contraindicadas.

*FORMA MODERADA:

  • Usar CORDUS de forma moderada significa regular la presión mediante soportes o aplicándolo sobre una cama o sillón de respaldo alto, esto para que no sienta molestia. Debe sentir presión tolerable, nunca dolor.
  • Usando soportes puede regular la presión, cuando ésta disminuya los puede quitar poco a poco (quite uno o dos libros, o coloque una toalla de menor grosor).
  • Asegúrese de que la columna se encuentre justo en el centro de CORDUS, no pasa nada si varía un poco la ubicación en los puntos recomendados en este manual, es decir, lo puede colocar un poco más arriba o abajo sin ningún problema.
  • Si tiene algún padecimiento que cause mucho dolor no ponga el aparato en el área donde se origina, durante las primeras 10 sesiones colóquelo de 3 a 4 cm arriba o abajo de ese punto.
  • Solicite ayuda de otra persona en caso de debilidad u obesidad, o bien, úselo sobre su cama, superficie suave o sentado en un sillón de respaldo alto (los resultados serán igual de eficaces, aunque requerirá de un mayor número de sesiones).
  • Para mayor eficiencia le recomendamos usar CORDUS junto con SACRUS, añadir ejercicios especiales según su diagnóstico y tomar suplementos para mejorar el cartílago.

Los derechos de estos vídeos son del Doctor Dysmart Hernández Barrios

0

Your Cart