Abdominales débiles causan lesiones graves en la columna

Un abdomen débil puede provocar dolor de espalda y más afectaciones

Comúnmente se tiene la idea de que unos abdominales fuertes es símbolo de belleza, sin embargo tienen una función importante que va más allá de eso, dado que la estabilidad de la columna vertebral depende de ellos para evitar y solucionar dolor lumbar, ciático, mala postura, entre otros padecimientos graves de espalda que pueden dejar a una persona sin movilidad y cerca de la cirugía.

Aunque parecen estar aislados, todos los músculos del cuerpo están interconectados entre sí. Es por eso que los abdominales que rodean la columna forman una especie de faja protectora para mantener una buena alineación postural y evitar lesiones.

Esto quiere decir, que si los músculos de la faja abdominal están débiles, los órganos pierden su sujeción natural, el diafragma desciende, esto reduce el espacio en la zona, provocando que la tensión aumente y en consecuencia la columna vertebral se sobrecargue.

De esta manera, es fácil que salgan hernias discales que provocan dolor ciático, se cuente con mala postura que traiga desviaciones de columna y a la larga afecte la movilidad y genere problemas en órganos internos como incontinencia o mala digestión.

¿Que hago si tengo hernia discal o ciática?

Fortalecer y mantener el buen tono muscular en abdominales y el diafragma, es indispensable para evitar y corregir padecimientos de espalda. Así, la estructura de la columna vertebral se mantiene estable, erguida y en equilibrio.

Algunas de los ejercicios físicos recomendados son las planchas o la rueda abdominal.

Otro paso importante del tratamiento está en relajar los músculos profundos que cercanos a la columna vertebral, estos son de difícil acceso por especialistas como masajistas o quiroprácticos por lo que necesitan de numerosas sesiones para lograrlo, dado que sus dedos no alcanzan su profundidad.

Sin embargo, se pueden obtener resultados desde casa y sin tener que trasladarse a un consultorio, usando los sencillos aparatos ortopédicos Cordus y Sacrus, los cuales con su diseño especializado logran alcanzar y quitar tensión en los músculos profundos cercanos a cada vértebra y los huesos de la cadera para que recuperen su forma natural y correcta alineación.

Con este método los discos intervertebrales logran regenerarse, las hernias desaparecen y liberan a los nervios, lo que soluciona lumbalgia, dolor ciático, encorvamiento, desviaciones de columna y toda la salud del cuerpo se ve beneficiada.

TE RECOMENDAMOS

Hernia Discal: principal signo de que tu columna se está destruyendo

MENU
0

Tu carrito