¿Que es ciática?

¿Qué es ciática?

Se da el nombre de ciática al síndrome doloroso que se irradia a lo largo del trayecto del nervio ciático. Este dolor se extiende desde la espalda baja a través de la cadera y los glúteos y hacia abajo de cada pierna. Por lo general, la ciática afecta solo a un lado del cuerpo. 

La ciática se produce con más frecuencia cuando una hernia de disco, un espolón óseo en la columna vertebral o un estrechamiento de la columna vertebral (estenosis del conducto vertebral) comprimen parte del nervio. 

Muchos casos se resuelven con tratamientos que no requieren cirugía en algunas semanas o meses. Pero hay casos de ciática grave que suelen ocasionar una debilidad en la pierna o con cambios en el intestino o en la vejiga, estos son los casos que podrían requerir una cirugía.

Frecuentes síntomas de ciática

Síntomas frecuentes

Los que lo padecen se refieren a este dolor como un dolor intenso, a veces incapacitante, o un hormigueo o entumecimiento que es producido por una irritación de las raíces nerviosas que conducen al nervio ciático. 

El dolor distintivo de la ciática suele comenzar en la parte baja de la columna vertebral y se extiende hacia los glúteos y hacia abajo de la parte posterior de la pierna. El malestar se siente casi en cualquier parte a lo largo del recorrido del nervio, pero se siente especialmente en la espalda baja hasta los glúteos y la parte posterior de los muslos y la pantorrilla.

El dolor puede variar, puede sentirse desde un dolor leve hasta una sensación de ardor o dolor insoportable e incapacitante. A veces puede sentirse como una sacudida o una descarga eléctrica. El dolor puede agravarse al toser o estornudar. Incluso pasar mucho tiempo sentado puede agravar los síntomas. Otra característica distintiva de la ciática es que por lo general, estas molestias afectan a un solo lado del cuerpo.

Algunas personas también tienen entumecimiento, hormigueo o debilidad muscular en la pierna o el pie afectados. Podrías sentir dolor en una parte de la pierna y entumecimiento en otra parte.

Causas de la ciática

Causas

La principal causa de la ciática es la presión sobre el nervio ciático. La mayoría de estos pinchamientos se deben a una hernia discal. El dolor del nervio ciático también puede ser causado por problemas estructurales  o por alguna lesión de tiempo atrás.

La ciática también puede ser crónica, esta se detecta cuando no hay mejoría después de 2-4 semanas de tratamiento. 

Las principales causas de dolor ciático son: 

•Hernia discal

•Desgarro anular 

•Estenosis espinal 

•Articulación facetaria, artropatía, 

•Compresión del nervio ciático del músculo piriforme

•Enfermedades como artritis y escolisos

Causas que pueden alterar el nervio ciático y provocar dolor: 

•Frío repentino

•Enfermedades tóxicas, infecciosas o metabólicas

•Alcoholismo

•Neuropatía diabética

•Lesiones del propio nervio

•Inyectables mal puestos

•Embarazo

•Carencias vitamínicas

•Tumores

•Permanecer demasiado tiempo sentado.

Factores de riesgo de la ciática

Factores de riesgo

•Deporte

Una lesión de disco resulta común cuando se practica algún deporte porque la gran mayoría de los deportes usan mecanismos de torsión y flexión. Los jóvenes que practican deportes tienen más riesgo de sufrir hernia discal lo que puede provocar ciática

•Edad

Siempre hay una relación entre la edad y los cambios en la columna. La degeneración de los discos es más común en adultos y ancianos, lo que con  el tiempo puede contribuir a una hernia de disco.

•Sobrepeso

El exceso de peso incrementa la presión sobre la columna vertebral . Los cambios que esto genera en la columna favorecen la aparición de ciática. 

•Sedentarismo

Permanecer sentado por largos periodos de tiempo  o llevar un estilo de vida sedentario son más propensas a desarrollar ciática,

•Diabetes

Este padecimiento afecta la manera en la que el cuerpo utiliza la sangre y esto incrementa el daño en los nervios. 

Complicaciones de la ciática

Complicaciones

¡Atención! Algunos casos de dolor ciático pueden provocar una lesión permanente en los nervios. 

Busca atención médica inmediata si tienes lo siguiente:

•Pérdida de sensibilidad en la pierna afectada

•Debilidad en la pierna afectada

•Deterioro de la función intestinal o de la vejiga

Prevención de la ciática

Prevención

No siempre es posible prevenir la ciática, y muchas veces este padecimiento puede volver a aparecer. Estas medidas preventivas pueden tener un papel fundamental en la protección de la espalda:

•Hacer ejercicio con regularidad. Mantener la espalda y el abdomen fuertes es esencial para tener una buena postura y una correcta alineación. 

•Cuidar la postura en todo momento. Para sentarse elige un asiento con un buen soporte lumbar, apoyabrazos y base giratoria. Tip. Considera colocar una almohada o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda para mantener su curva normal. Mantén las rodillas y cadera alineadas.

Si estás de pie durante períodos prolongados, apoya un pie en un banquito o en una pequeña caja de vez en cuando. 

Cuando levantas objetos pesados, sube y baja con la espalda derecha. deja que las piernas hagan el esfuerzo. Mantén la espalda derecha y flexiona solo las rodillas. Mantén la carga cerca del cuerpo. Evita levantar la carga y girar el cuerpo al mismo tiempo. Busca ayuda para levantar el objeto si es pesado o difícil de trasladar.

Tratamiento de la ciática

Tratamiento

Muchas veces con tomar algunas medidas en el cuidado personal es suficiente, pero cuando éstas  no alivian el dolor, el médico podría recomendar:

•Medicamentos

Los tipos de medicamentos que podrían recetarse para tratar el dolor de ciática son los siguientes:

•Antiinflamatorios

•Relajantes musculares

•Tranquilizantes

•Fisioterapia

Una vez que el dolor agudo disminuye, el médico o el fisioterapeuta pueden diseñar un programa de rehabilitación para ayudarte a prevenir lesiones en el futuro. Generalmente, el programa comprende ejercicios para corregir la postura, fortalecer los músculos que sostienen la espalda y mejorar la flexibilidad.

•Cordus

Herramienta rusa de alto nivel patentada y especializada en el método de Auto-gravitación e Imanoterapia (Magnetoterapia). Su diseño actual es el resultado de más de 10 años de investigaciones y pruebas realizadas a más de 3000 pacientes. La mejor solución para Hernias discales, Dolor ciático, Escoliosis, Lumbalgia, Listesis, Corrección del Sacro y Más

•Inyecciones de esteroides

Puede ser que el médico recomiende una inyección de un corticoesteroide en la zona que rodea la raíz del nervio afectado. Los corticoesteroides ayudan a reducir el dolor al eliminar la inflamación alrededor del nervio irritado. El medicamento normalmente deja de hacer efecto en unos pocos meses. Sin embargo, los corticoesteroides pueden tener efectos secundarios graves por lo que no es recomendable aplicar las inyecciones con demasiada frecuencia.

•Cirugía

Esta opción suele reservarse para cuando el nervio comprimido provoca una debilidad considerable y la pérdida del control intestinal o de la vejiga, o para cuando el dolor empeora de forma progresiva o no disminuye con otras terapias. Los cirujanos pueden extraer el espolón ósea o la parte de la hernia de disco que ejerce presión en el nervio pinzado.

Estilo de vida y remedios caseros

Estilo de vida y remedios caseros

Descansar un día puede aliviar el dolor, pero aumentar el periodo de descanso puede resultar contraproducente, por lo que se recomienda llevar una vida activa y realizar actividad física al menos 30 minutos diarios. Tambien puedes tomar algunos Medicamentos de venta libre como el ibuprofeno y el naproxeno sódico.

Algunos remedios caseros como estos pueden ayudar en el alivio del dolor ciático:

•Compresas frías. Durante el primer o los dos primeros días coloca una compresa fría varias veces al día durante 20 minutos en la zona en la que sientes dolor. Tip. Envuelve las compresas frías en una toalla delgada para evitar lastimar la piel.

•Compresas calientes. Después de dos o tres días, aplica calor en las zonas que te duelen. Usa compresas calientes. Si continúas sintiendo dolor, prueba con alternar compresas calientes y frías. 

•Cordus y Sacrus. Son métodos no invasivos que pueden ser utilizados en la comodidad de una habitación en casa o en una oficina. Si actualmente está sometido a algún tratamiento, puede complementarlo con CORDUS para obtener mejores resultados y evitar hacer gastos adicionales.

•Estiramientos. Los ejercicios de estiramiento para la zona lumbar pueden ayudarte a sentirte mejor y podrían aliviar la compresión de la raíz del nervio. Evita hacer movimientos bruscos, saltar o girar durante el estiramiento e intenta mantener la posición durante, al menos, 30 segundos.

Medicina alternativa

Medicina alternativa

Las terapias alternativas normalmente empleadas para tratar el dolor en la parte inferior de la espalda comprenden las siguientes:

•Acupuntura. Según algunos estudios, la acupuntura puede ayudar a aliviar el dolor de espalda. Si decides probar la acupuntura, opta por un acupunturista con licencia para asegurarte de que esté ampliamente capacitado.

•Quiropraxia. Los quiroprácticos utilizan el ajuste de la columna vertebral, entre otras terapias, para tratar una columna vertebral con movilidad reducida. El objetivo es recuperar el movimiento de la columna vertebral y, como resultado, mejorar la función y disminuir el dolor. 

OJO La manipulación de la columna vertebral parece ser eficaz y segura como tratamiento estándar del dolor de la parte inferior de la espalda, PERO podría NO ser adecuada para los casos de dolor ya extendido.

•Cordus y Sacrus. Aparatos con tecnología rusa, creados con la finalidad de Aliviar y Corregir distintos problemas de la columna vertebral para EVITAR la CIRUGÍA. A diferencia de la quiropraxia Cordus y Sacrus quitan los espasmos de los músculos más profundos de la columna, estos espasmos originan la mayoría de los padecimientos de la espalda, a los cuales NI masajistas NI quiroprácticos logran llegar con sus dedos.

Visita al médico

Visita al médico

No todas las personas que tienen ciática necesitan atención médica. Pero en el caso de los síntomas graves o cuando el dolor se ha sentido por más de un mes pide una consulta con un médico general.

Te recomendamos

  • Anotar tus síntomas y la fecha en la que comenzaron.
  • Haz una lista con los trastornos o enfermedades que padezcas y los nombres de los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Anota los accidentes o las lesiones recientes que puedan haber dañado la espalda.
  • Anota preguntas para hacerle al médico a fin de aprovechar al máximo el tiempo de la consulta.

Especialidades que tratan este padecimiento 

  • Atención de la columna vertebral 
  • Neurología
  • Ortopedia

DESCARGA EL LIBRO DE CIÁTICA

MENU
0

Tu carrito